Beatriz: ¿Condenada a muerte a la edad de 22 en El Salvador?

Las activistas de derechos de la mujer protestan en El Salvador para exigir el tratamiento médico que Beatriz necesita

Las activistas de derechos de la mujer protestan en El Salvador para exigir el tratamiento médico que Beatriz necesita (crédito de foto: Amnistía Internacional)

La vida de Beatriz está en las manos del gobierno salvadoreño. Exige que permita el tratamiento médico que Beatriz necesita urgentemente antes de que sea demasiado tarde.

El caso de Beatriz
Como ya has leido en este blog, Beatriz de El Salvador está embarazada de cuatro meses y medio y sufre de lupus y otras condiciones médicas que incluyen la enfermedad del riñon relacionada con el lupus. También sufrió complicaciones graves durante su embarazo previo que ponen en riesgo mayor su vida si el embarazo actual sigue adelante. Tres pruebas realizadas han confirmado que el feto es anencefálico (le falta gran parte del cerebro y el cráneo). Casi todos los bebés anencefálicos mueren antes del parto, o unas horas o días después de nacer.

Beatriz quiere vivir, y con el consejo de profesionales médicos, ha pedido un aborto terapéutico. Debido al hecho que el aborto en El Salvador está penalizado en todas las circunstancias, tuvo que pedir a la Corte Suprema la autorización legal para interrumpir el embarazo.

LEER EL RESTO DE ESTA ENTRADA

Calderón y Obama: Hay más que discutir que las drogas

El presidente estadounidense Barack Obama y el presidente mexicano Felipe Calderón en el Jardin de las Rosas el mayo pasado. (TIM SLOAN/AFP/Getty Images)

Hoy el presidente Obama y el presidente de México Felipe Calderón se reunirán en la Casa Blanca.

Aunque hay muchos temas importantes para discutir, incluso los últimos cables de Wikileaks que se trata  de  México, la violencia cerca de la frontera y los agentes del ICE recién asesinados, Amnistía Internacional espera que los derechos humanos sean la primera prioridad de la discusión binacional porque son  relevantes a temas de preocupación en ambos países.

Ayer  Larry Cox, el director ejecutivo de Amnistía Internacional EEUU, escribió una carta pública al presidente Obama que expone las preocupaciones y las recomendaciones que tiene Amnistía Internacional con respecto a México. La carta enfatiza preocupaciones sobre la impunidad de los perpetradores de violencia contra las mujeres y la propuesta de reformar el código militar de justica que el presidente Calderón presentó al Congreso Mexicano.

Amnistía Internacional pide que Estados Unidos trabaje con México para asegurar que:

  • se implementen medidas efectivas para prevenir y castigar la violencia contra las mujeres;
  • se aprueben medidas comprensivas para proteger a los defensores de los derechos humanos y los migrantes irregulares; y que
  • se apruebe legislación en México que exige que los militares implicados en violaciones de los derechos humanos sean juzgados en tribunales civiles.

Las intentas recientes de presidente Calderón de reformar el código militar de justicia no son suficientes.  Estas reformas no concuerdan con los estándares internacionales de los derechos humanos, no concuerdan con los últimos juicios vinculantes emitidos por el IACHR, y tampoco concuerdan con los requisitos de la Iniciativa Mérida. Amnistía Internacional no quiere especular sobre los motivos del gobierno de Calderón en no esforzarse suficiente para mejorar los derechos humanos, pero es claro que queda mucho que hacer.

Muchos miembros del Congreso de los Estados Unidos les interesa dar prioridad absoluta en la agenda del gobierno de Obama a los derechos humanos en México, evidente por una carta de colega enviada al Ministerio del Estado Clinton por congresista Lee, congresista Grijalva y 22 otros miembros del Congreso.

Amnistía Internacional espera que presidente Obama y presidente Calderón decidan que los derechos humanos son la prioridad absoluta y esperamos trabajar con ambos gobiernos para asegurar que todas las personas de cualquier lado de la frontera puedan disfrutar los derechos humanos.

¡Este es el mes para hablar sobre los derechos humanos en Haití!

El terremoto en Haití fue increíblemente devastador, pero ahora, mientras los líderes mundiales de Haití y otros están discutiendo la administración de la ayuda y la mejor manera de reconstruir Haití, realmente espero que incorporen un marco de derechos humanos en el plan que finalizaran.

El presidente de Haití, René Preval, se dirige hoy a Washington, para discutir lo que se necesita para reconstruir su país el día después del día Internacional de la Violencia contra la Mujer, por lo que es el tiempo perfecto para promover la necesidad de garantizar que las mujeres y los derechos de las niñas, como son los derechos de todas las demás poblaciones vulnerables, se incluyan en las conversaciones con los políticos a nivel alto. Esta semana, René Preval, se reúne con la secretaria de Estado Clinton, el fiscal general Eric Holder, y el jefe de la USAID.

La violencia contra las mujeres y las niñas está generalizada y extendida en Haití, y ciertamente no es un tema nuevo post-terremoto. Había  un movimiento progresivo por los derechos de la mujer en Haití antes del terremoto, y es importante que las medidas que habían sido adoptadas y los progresos que se habían hecho antes del terremoto no se olviden.

En vista de la visita del presidente Preval a DC hoy, y en vista de la conferencia internacional de donantes el 31 de marzo en Nueva York, donde Haití presentara una visión de su futuro y cómo la comunidad internacional puede ayudar, ahora es la oportunidad para el gobierno haitiano, varios organizaciones de la sociedad civil y la comunidad internacional de donantes aborden cuestiones de derechos humanos en Haití, incluyendo la manera de proteger los derechos de las mujeres y las niñas (y otras poblaciones vulnerables) en Haití.

Más información sobre estas dos importantes reuniones será anunciada pronto, así que permanece sintonizado.

Actualización sobre Haití y la conferencia en Canadá

El terremoto causó destrucción en Haití y el dolor inimaginable para un país que ya era el más pobre del hemisferio occidental. La Administración de Obama ha respondido a la crisis con una fuerte expresión de apoyo al gobierno de Haití y los haitianos que residen tanto en los EE.UU. y en Haití. Esto quedó demostrado por la concesión del estatuto de protección temporal (TPS) a los haitianos en los EE.UU. el 15 de enero. Como seguimiento a esto, estamos pidiendo a todos a unirse a nosotros para pedir al gobierno de EE.UU. de suspender la prohibición actual de EE.UU. en la política del mar, también conocida como la “prueba de nota,” porque no es un método eficaz de identificación de las personas en riesgo de persecución o de la trata. En virtud de los refugiados y el derecho internacional humanitario y las normas, todos los individuos tienen el derecho a solicitar la protección de la persecución y otros abusos de derechos humanos. Cuando los barcos son interceptados en el mar,  EE.UU. puede garantizar el cumplimiento de sus obligaciones mediante la realización de un examen individualizado significativo de las solicitudes de protección en un lugar de seguridad.

Ayer, la Secretario de Estado Clinton, participó en una reunión de 1 día en Montreal, Canadá, junto con representantes de diferentes organizaciones no gubernamentales, el primer ministro canadiense, Stephen Harper, primer ministro de Haití, Jean Max Bellerive, ministro francés de Exteriores, Bernard Kouchner, representantes de la ONU , el FMI, el Banco Mundial, la Unión Europea, y muchos otros para comenzar a hablar sobre el desarrollo de una estrategia para reconstruir Haití.

Esta reunión de un día es un primer paso hacia una conferencia de reconstrucción más grande de Haití, que tendrá lugar en los próximos meses. EE.UU. confirmó que será el anfitrión de una conferencia para discutir la ayuda de Haití a principios de marzo en las Naciones Unidas.

Instamos enérgicamente a que un marco de derechos humanos se incorpore en todos los planes y durante todas las fases de las actividades de socorro y la reconstrucción de Haití, incluyendo:

  • Suspensión de la prohibición actual del gobierno de EE.UU. a la política del mar, para ser reemplazada por un procedimiento que garantice un método eficaz para identificar a los individuos en riesgo de persecución o de otros abusos de derechos humanos; 
  • Protección de los niños del abuso, la explotación y la trata;
  • Protección de los derechos de las personas desplazadas internamente (PDI);
  • Protección de las mujeres y las niñas de la violencia de género, incluida la violencia sexual;
  • Asegurar que las autoridades de Haití estén en condiciones de la regla de la ley y en establecer la seguridad adecuada, incluyendo el establecimiento de un sistema judicial funcional;
  • Clarificar el papel de las fuerzas internacionales en Haití, y establecer medidas de rendición de cuentas transparente de las fuerzas, y
  • Cancelar la deuda externa de Haití, en ausencia de condiciones que tendría un impacto negativo de los derechos humanos.